FUNDAMENTALISMO O INTEGRISMO ISLÁMICO, UN PRIMER ACERCAMIENTO AL TEMA

 

Miguel Antacabana Angulo[1]

Ciencias Sociales – UNMSM

Miguel_an@outlook.com

El fundamentalismo generalmente está asociado a las diferentes doctrinas religiosas que promueven una sociedad regida bajo los preceptos de lo que ellos consideran textos matrices y únicos (textos sagrados). A parir de los cuales realizan un constructo que les garantice la estructuración de sistemas políticos “correctos” (aquí lo político y lo religioso van de la mano). En relación a lo dicho, tratare de ejemplificarlo con el llamado integrismo o fundamentalismo islámico. Antes de pasar a desarrollar el tema, debo aclarar que este escrito es en base a un pequeño conjunto de lecturas sobre el tema, vale decir que no pretendo presentar un trabajo riguroso, menos aún una síntesis bibliográfica sobre el integrismo. Por contrario es un primer acercamiento, una visión muy reducida sobre el tema y por tal con muchos errores y omisiones. Así mismo el lector no se encuentra exento de realizarme correcciones.

Los orígenes del fundamentalismo pueden rastrearse desde las sociedades musulmanas del siglo XVI, XVII y XVIII. Durante estos siglos los musulmanes se habían caracterizado por tener sociedades muy conservadoras, con un fuerte apego hacia las escrituras del Coran[2]. Por tal no había distinción entre política y religión, es decir estos dos ámbitos están contenidos dentro de un proyecto de estado. La religión regia la vida del musulmán (lo sigue haciendo). Entrado los subsiguientes siglos los musulmanes empezaron a desarrollar el fundamentalismo islámico o integrismo. Esto se remonta a los años de la ocupación francesa – durante la era napoleónica – y británica de Egipto. Hechos que inician la colonización moderna del Próximo Oriente.

Los orígenes modernos (durante el siglo XX) del integrismo islámico pueden ubicarse en el contexto de las guerras de liberación nacional o guerras por la descolonización. Su desarrollo se dio en base a dos etapas. En la primera etapa, se busca acceder al control del estado e instalar la ley religiosa musulmana como la única que puede regular la sociedad en base a los valores morales. Estos grupos manifiestan una fuerte oposición hacia la construcción de estados modernos (estados-nación) y a la modernidad en su conjunto. Se apela a la interpretación recta de los libros sagrados, con la finalidad de formar un Estado y una sociedad armoniosa.

En la segunda etapa, la construcción de proyectos se centran en la sociedad y en la vida cotidiana. Durante esta etapa se da la formación de organizaciones de tipo político (como los el partido político de los Hermanos Musulmanes) y agrupaciones comunitarias (Hamas o el Hezbolá por ejemplo).

Esas dos etapas del integrismo islámico se relacionan con lucha por la “integración nacional”. Por ejemplo el nacimiento de los Hermanos Musulmanes se produjo en 1929 con Hassan Al Banna (fundador), quien propuso la lucha contra los británicos en pos de la liberación de Egipto. Al Banna planteaba la vuelta a un gobierno de corte teocrático donde se imponga el islam como única religión. Después del asesinato de Al Banna (12 de febrero de 1949) la propuesta integrista paso a segundo plano, la aparición del nacionalismo árabe (panarabismo)[3] lo eclipsaría durante los años 60 y 70.

Imagen

Hasan al-Bannā  y el símbolo de  los Hermanos Musulmanes (fuente: webislam.com)

La revitalización del movimiento integrista islámico se inició en 1979 con la llamada Revolución islámica en Irán y con la invasión soviética a zona afgana. Los líderes apelaron a un discurso de unidad religiosa para expulsar a los invasores, a partir de allí el movimiento integrista se expandirá por diversas zonas adyacente al golfo Pérsico, y al continente africano (los países de Malasia y Senegal). Este regenerado movimiento, insta a los grupos islámicos a la intervención política. Así mediante el ejercicio del poder se logra instaurar repúblicas islámicas, regidas bajo los preceptos de la Sharia.

Las tesis políticas del fundamentalismo o integrismo islámico se basan principalmente en el Corán y la Sharia[4]. Esta última es considerada la ley fundamental que ayuda a construir una “verdadera” república islámica. En la sharia se define los ritos y las relaciones entre las personas[5]. Estos preceptos fundamentan la construcción de todo un aparato político de carácter religioso, que trascienda las barreras de cada individuo. Si se atiende de manera específica uno puede darse cuenta que en el plano cultural el fundamentalismo islámico propone el mantenimiento de la poligamia (bajo el principio de la existencia de raíces históricas), que se prohíba los matrimonios entre una musulmana y no musulmán, y viceversa; el derecho del marido a repudiar a su mujer sin que por ello sea juzgado por la ley estatal. En el plano de la justicia penal, se aboga por la aplicación de ley del talión (Hadiz), la amputación de las manos y pies por delitos de robo; flagelación por sexo antes del matrimonio y por adulterio; por consumo de bebidas alcohólicas o por mentira comprobada; y la muerte por deserción a la fe musulmana.

Para los integristas, la aplicación de la ley universal o fundamental es necesario en los países que han sufrido la influencia de la cultura occidental, con la finalidad de restablecer las costumbres. Los fundamentalistas islámicos se muestran muy duros contra las ideologías de la modernidad, el liberalismo y el marxismo; porque representan las máximas expresiones de occidente. Consideran que los occidentales son quienes han provocado la degeneración de la sociedad musulmana.

Bibliografía


[1] Miembro del Grupo de Investigaciones Annalicemos Historia (GIAH).

[2] Más adelante se usara conjuntamente con sharia, este último es el corpus jurídico, administrativo, político, económico y social al cual apelaran los musulmanes.

[3] Postulaba a la unión de los árabe parlantes, dejando de lado la confesión religiosa, con el fin de derrotar al enemigo principal, Israel.

[4] La Sharia es mencionada en las suras (capítulos)  del Corán.

[5] Las relacionadas a la matrimonio, el comercio, la industria, leyes civiles y penales; a nivel administrativo establece la sanciones contra los funcionarios.

Anuncios

2 comentarios en “FUNDAMENTALISMO O INTEGRISMO ISLÁMICO, UN PRIMER ACERCAMIENTO AL TEMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s